Archivos de la categoría Alfonso Wieland

EL GÉNERO DE NUESTRA VOCACIÓN CRISTIANA

Image 2017-02-04

Diferentes colectivos religiosos que se manifiestan en las calles de Lima y otras partes del país, han mostrado su preocupación e indignación por la enseñanza que suponen recibirán sus hijos en las escuelas, en materia de sexo, sexualidad y género. Se discute sobre el currículo escolar de educación básica y se dice que estaría introduciendo la “ideología de género” definida por estos sectores como aquella que pretende subvertir la realidad de que los seres humanos nacen hombre y mujer, introduciendo nuevas categorías de identidad. Además, se oponen a la penalización de la discriminación por razón de la orientación sexual e identidad de género (Decreto Legislativo 1323). ¿Es esta lucha justa?, ¿tiene razón de ser?
Sigue leyendo

Motor terrenal

A cuatro meses del sismo en el Ecuador
Por: Alfonso Wieland (Fundación Paz y Esperanza)

Bahia Ecuador 15 agosto16

“Si ésta es tu segunda venida a la tierra, con estruendos y terremoto, pues no vengas Señor” fue lo primero que gritó una mujer, al ver como en pocos segundos edificios, casas, escuelas, negocios se desplomaban en la ciudad de Pedernales, Manabí. Ella lo cuenta ahora en son de broma, pero es lo que sintió ese 16 de Abril de 2016.
Sigue leyendo

Paz y Esperanza Internacional y Nyack College fortalecen su alianza

nyack1

 

Alfonso Wieland, Director de Paz y Esperanza Internacional y Rolando Pérez, Director del Instituto Paz y Esperanza, visitaron el pasado 10 del presente el campus del  Nyack College en Nueva York, en el que sostuvieron diversas reuniones con las autoridades de la referida universidad para fortalecer nuestra relación de cooperación académica.

Sigue leyendo

CON LAS MANOS EN LA BRASA

ISABEL OCAMPO

A propósito de la investigación Evangélicos y violencia familiar en Perú
Por: Alfonso Wieland
Se trata de una joven iglesia, fundada por un famoso predicador. La iglesia esta situada en una ciudad próspera,  racial y culturalmente mixta, conocida por su tolerancia a abusos contra mujeres y niños, como lo son no pocas ciudades grandes hoy en el mundo.  El predicador considera que la iglesia debe mantener una buena reputación. Dentro de esa iglesia hay intelectuales, prósperos comerciantes; un gran numero de personas que habían abandonado su antigua religión; y finalmente personas muy pobres.
Sigue leyendo

Sobre Lobos y Corderos

Lobos y Corderos

Italia. Francisco ha buscado seguir su visión de vida.  Sin proponérselo, ha construido una nueva comunidad de creyentes, animándola a vivir con pobreza, amor y obediencia. Pero un nuevo liderazgo ha surgido en la comunidad, se trata del hermano Elías de Cortona. Su concepto es diametralmente opuesto al del Fundador: no cree en la pobreza, mas bien en el poder del cristianismo para imponerse sobre los que no se alinean frente a Dios. Cree en los grandes templos, pues  Dios merece oro y mármol. Cree en la buena vida que los seguidores de Cristo deben llevar en esta tierra, pues son embajadores del Rey.  Cree en la excelencia intelectual y teológica que está por encima de la acción y caridad.  Francisco vive su hora de agonía y esta frente a Elías. ¿Qué decirle a quien, cual lobo desesperado, le arrebato el rebaño?
Sigue leyendo

Tatuando a Jesucristo

Año 1980, Universidad Nacional de San Marcos, Lima. Un grupo de estudiantes cristianos tienen que lidiar con el pensamiento comunista dominante en la cátedra y el liderazgo estudiantil. Se les ocurre entonces iniciar un periódico mural donde cada semana se peguen artículos de opinión sobre fe y sociedad. ¿Qué nombre le ponemos al mural? pregunta uno del grupo universitario cristiano. Se discute ardorosamente, hasta que uno de ellos propone “Jesús, el Gran Subversor” Todos asienten. ¿Y el logo? Alguien trae un dibujo: es la silueta en blanco y negro del rostro de Jesús, cabello y barba larga, a lo Che Guevara. El propósito era evidente: mostrar a los “compañeros” comunistas que Jesús fue el verdadero revolucionario, el nuevo hombre. El que subvierte la humanidad con el poder no de las armas, sino de su amor.

¿Cómo hacer a Jesús relevante para los tiempos que vivimos? Esto parece ser una de las principales preguntas de la cristiandad a lo largo de dos mil años de historia. Pero esa contextualización, ¿es de forma o de fondo? Es decir, ¿” vestimos” a Jesús con ropas nuevas o de lo que se trata es de que su mensaje logre dar en el clavo de los problemas modernos?

Sigue leyendo