Tatuando a Jesucristo

Año 1980, Universidad Nacional de San Marcos, Lima. Un grupo de estudiantes cristianos tienen que lidiar con el pensamiento comunista dominante en la cátedra y el liderazgo estudiantil. Se les ocurre entonces iniciar un periódico mural donde cada semana se peguen artículos de opinión sobre fe y sociedad. ¿Qué nombre le ponemos al mural? pregunta uno del grupo universitario cristiano. Se discute ardorosamente, hasta que uno de ellos propone “Jesús, el Gran Subversor” Todos asienten. ¿Y el logo? Alguien trae un dibujo: es la silueta en blanco y negro del rostro de Jesús, cabello y barba larga, a lo Che Guevara. El propósito era evidente: mostrar a los “compañeros” comunistas que Jesús fue el verdadero revolucionario, el nuevo hombre. El que subvierte la humanidad con el poder no de las armas, sino de su amor.

¿Cómo hacer a Jesús relevante para los tiempos que vivimos? Esto parece ser una de las principales preguntas de la cristiandad a lo largo de dos mil años de historia. Pero esa contextualización, ¿es de forma o de fondo? Es decir, ¿” vestimos” a Jesús con ropas nuevas o de lo que se trata es de que su mensaje logre dar en el clavo de los problemas modernos?

Sigue leyendo

Actores religiosos en medio de la conflictividad social

Hace unos días participé de un interesante taller de capacitación dirigido a lideres evangélicos sobre el    papel de las iglesias frente a la  conflictividad soci0-ambiental, organizada por la asociación evangélica Paz y Esperanza, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Fue interesante confirmar en esta jornada el modo como aquellos grupos religiosos conservadores –que antes consideraban como algo ajeno a su práctica pastoral la incidencia o la participación activa en el abordaje o la solución de este tipo de problemas sociales –están repensando estratégicamente su actuación publica a este nivel.  Durante este evento los lideres de las diversas congregaciones evangélicas de Apurímac (una de la regiones mas pobres del Perú y -según la Defensoría del Pueblo -en la que existe  un alto índice de  conflict0s socio-ambientales latentes) decidieron impulsar acciones de prevención e incidencia para contribuir a la solución pacifica de este tipo de conflictos.


Sigue leyendo